¿Angustia por las compras?
Opte por las celebraciones alternativas

Algunas opciones alternativas pueden hacer de las celebraciones momentos que no impliquen estrés y angustias por las compras y la presión del mercado.

En nuestro país tradicionalmente en las fechas especiales como la Navidad, el Año Nuevo, la llegada de los Reyes Magos, los cumpleaños y demás celebraciones, tendemos a realizar fiestas  e intercambiar regalos. Sin embargo, la ansiedad por las compras y por qué regalar se convierten en motivo de estrés, angustia y depresión para muchas personas.

Correr de un lado para otro en las tiendas y tener el mínimo de conciencia con respecto al significado de lo que se está regalando son sólo algunas de las características que empañan la posibilidad de hacer cosas distintas y con aún mayor significado.

Sin embargo, expertos en psicología recomiendan llevar a cabo otras prácticas o celebraciones alternativas que ayudan a reducir el estrés y la ansiedad en estos momentos.


Otras opciones para celebrar

Las grandes fiestas y celebraciones colmadas de regalos costosos y alto consumo de alcohol pueden ser cambiadas por opciones más sencillas, saludables y que hagan de estos días momentos especiales para recordar con felicidad.

Por ejemplo, las celebraciones pueden ser una buena oportunidad para alejarse de la ciudad y disfrutar de la naturaleza. Visitar el campo o las montañas es una buena alternativa para renovar el espíritu y celebrar en forma distinta en familia o con amigos.

Si decide un camping, tenga en cuenta las medidas para el cuidado del paisaje natural y el manejo apropiado de los desechos que se generen en el paseo.

Por otro lado, la ansiedad por la compra de los regalos y los gastos que esto implica, puede ser transformada en un momento agradable y divertido, mediante una propuesta original de intercambio de objetos propios. En lugar de comprar objetos nuevos en las tiendas, puede escoger alguno de su propiedad, en buen estado, como libros, música, accesorios, decoración, entre otros, que pueda agradarle a esa persona a quien desea brindar un obsequio.

Al ponerse de acuerdo con esa propuesta se hará más cercana la repartición de los regalos, compartirá con los demás y ahorrará angustias generadas por los gastos excesivos que generalmente suelen darse.

Elaborar detalles, artesanías y manualidades, preparar dulces o cualquier otra opción que pueda
ser hecha en casa son también alternativas para tener regalos diferentes, originales y divertidos.

El deseo de dar puede ser también satisfecho mediante actividades de voluntariado. Lo ideal es hacerlo en familia, para que participen todos juntos. Pueden recolectar o repartir juguetes, ofrecerse a ayudar en un hogar de niños, ir a un asilo de ancianos o ser voluntarios en un refugio para gente en situación de calle.

Para algunos, celebrar de manera “diferente” es todo un problema, pues las exigencias de quienes siguen lo tradicional muchas veces termina por torcerle la mano a la idea de ser innovadores o simplemente de alejarse del estrés y pasar un tiempo de reflexión.

Sin embargo, hay quienes de igual forma celebran de maneras que para otros hasta podrían ser “extrañas” o “fuera de lo común”, pero quizás son estas experiencias las más acordes con el verdadero espíritu de entrega que muchos buscan.

Comparte esta publicación

Utilidades