“Cuando ya no sea ni siquiera una memoria, tan sólo un nombre, confío en que mi voz podrá perpetuar la gran obra de mi vida…” 
Florence Nightingale

 

Desde 1965 en todo el mundo se celebra cada 12 de mayo el Día Internacional de la Enfermería. Se escogió este día porque en él se conmemora el nacimiento de  Florence Nightingale, para muchos la creadora de la enfermería moderna. La celebración es impulsada por el Consejo Internacional de Enfermería y en ella se quiere recordar el aporte de los enfermeros a la sociedad.
El Consejo es una federación fundada en 1899 y reúne a más de 130 asociaciones nacionales de enfermeros y enfermeras que a su vez, representan a los más de 13 millones de profesionales del mundo entero.  Cada año por esta fecha, el organismo produce y distribuye una carpeta informativa y educativa dirigida a estos profesionales de la salud.

El tema de la carpeta para este año es: Las enfermeras, una fuerza para el cambio: eficaces en cuidados, eficientes en costos.

Con la difusión de este material se pone de relieve la contribución que las enfermeras pueden realizar reconociendo que, como profesión, llegan a personas a las que nunca ven otros profesionales en comunidades tanto urbanas como rurales y remotas. En pocas palabras, no es posible lograr la salud global sin las enfermeras y sin la contribución y participación proactiva en todos los niveles del sistema sanitario. 

Cuestionamiento a la celebración

Como dato curioso, no todos están de acuerdo en recurrir a la memoria de Florence Nightingale para celebrar el Día Internacional de la Enfermería, por su conducta considerada “poco decorosa”. Por ello, se ha propuesto que la fecha se traslade al 21 de mayo, nacimiento de otra reconocida enfermera, Elizabeth Fry, recordad por su labor atendiendo prisioneros y por fundar la institución de hermanas enfermeras. Sin embargo, esta solicitud no ha sido atendida.
 

Comparte esta publicación

Utilidades