Tanto las mujeres como los jóvenes son dos poblaciones de especial atención para el movimiento cooperativo, dada su vulnerabilidad social y económica, y su baja posibilidad de participación en las instancias de dirección y decisión del proceso económico y productivo.

A pesar de las ingentes acciones del cooperativismo por lograr la inclusión de estas poblaciones, aún se reconoce la necesidad de estrategias, acciones o políticas contundentes para lograr una definitiva participación real de las mujeres y jóvenes como agentes centrales del desarrollo y del devenir de las cooperativas.

La tardía incorporación de la mujer a la vida ciudadana ha sido considerada un factor negativo para la vinculación de las jóvenes al cooperativismo.

Garantizar la participación y liderazgo de la juventud en el cooperativismo desde la perspectiva de género; impulsar a las y los jóvenes para que miren el sector cooperativo con más creatividad y generen proyectos de emprendimiento que contribuyan al desarrollo de hombres y mujeres y se dé el relevo generacional necesario, hacen parte de las acciones necesarias del cooperativismo actual.

La Asamblea General de la Alianza Cooperativa Internacional, ACI, celebrada en Manchester en octubre de 2012, aprobó un Plan para una Década Cooperativa que alienta a las cooperativas a involucrar a los jóvenes y a las mujeres para que encuentren allí un espacio para su desarrollo personal y profesional.

Dice la ACI que “Las cooperativas deben meditar sobre cómo las perciben los jóvenes, cómo se proyectan ante ellos y cómo comunican con ellos. Garantizar su interés e involucración positiva sólo se puede lograr si se entiende su forma de comunicarse y relacionarse con el uso de la tecnología y los medios sociales”.

Mujeres y jóvenes para hacer sostenible el movimiento

Uno de los mayores desafíos que enfrenta el cooperativismo mundial y regional es la sostenibilidad y continuidad del movimiento, así como la creación de mecanismos y medios que hagan atractivos para la juventud el espíritu cooperativo, con un enfoque de género.

En su obra Globalización y Cooperativismo, publicada en 2011,  Manuel Mariño ha afirmado que “debe promoverse la participación activa de las mujeres y los jóvenes si las cooperativas quieren sobrevivir”.

La ACI ha comprendido bien el desafío de la inclusión de los jóvenes en el cooperativismo y desde hace varios años ha impulsado la creación de espacios de encuentro para el sector joven cooperativista, para el intercambio y la comunicación de sus intereses, así como para visualizar su presencia en las esferas en las que se reúne el cooperativismo.

América fue la primera región de la ACI en crear un Comité Regional de Juventud en 2010, con el fin de promover la participación real y efectiva de los jóvenes en las organizaciones cooperativas. Colombia, con tres miembros, es el país que más representantes tiene en Latinoamérica en este Comité. Una de ellas es la colombiana Leidy Lorena Restrepo de Coomeva Cooperativa.

Cuatro mujeres en el Comité Nacional de Juventud de Coomeva

Coomeva Cooperativa conformó el Comité Nacional de Juventud, en sesión del  Consejo de Administración el pasado 30 de marzo de 2016.

El Comité está conformado por seis asociados menores de 35 años, con mínimo tres años de antigüedad en la Cooperativa. Cada integrante representa una de las regionales de Coomeva. Cuatro de sus integrantes son mujeres.

El Comité Nacional de Juventud tiene como finalidad fomentar en los jóvenes el desarrollo de conductas que favorezcan las prácticas de los valores y principios cooperativos, así como preparar a las generaciones que darán continuidad al liderazgo de Coomeva y al movimiento cooperativo colombiano.

 

Comparte esta publicación

Utilidades