Mujeres rurales, claves para la alimentación y la reducción de la pobreza  Las mujeres rurales tienen un papel clave en la seguridad alimentaria, los ingresos de hogares, y como pilares del desarrollo sostenible en todo el mundo.

Las agricultoras generan más de la mitad de los alimentos, aportan a preservar la biodiversidad y garantizan la soberanía y seguridad alimentaria.

Garantizar el empoderamiento de las mujeres rurales es fundamental para el bienestar de ellas, las familias y las comunidades, así como también para la productividad económica, dada su amplia presencia en la mano de obra agrícola mundial. 

En países en desarrollo, cerca del 43% de la mano de obra agrícola lo constituyen mujeres.

 
En octubre ONU Mujeres destaca en diferentes celebraciones mundiales el papel fundamental de las mujeres en el desarrollo, con el Día Internacional de las Mujeres Rurales el 15 de octubre, el Día Mundial de la Alimentación el 16 de octubre y el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza el 17 de octubre.

Sin embargo, se sabe que las agricultoras tienen menor acceso a la tierra que los hombres. Menos del 20% de los propietarios de tierras en el mundo son mujeres1.

Ellas también tienen mayores limitaciones para acceder a insumos, semillas, crédito y  servicios de extensión. En el estudio sobre el estado mundial de la agricultura y la alimentación de 2011, la FAO ha llamado la atención sobre cómo las diferencias de género en el acceso a la tierra y el crédito influyen en la capacidad relativa de las agricultoras y los agricultores y las personas emprendedoras para invertir, operar a escala, y beneficiarse de nuevas oportunidades económicas².

Crece la brecha de género en la agricultura
Un informe publicado por ONU Mujeres3, reporta que la brecha de género en la agricultura está aumentando en los países.

La brecha de género en la productividad agrícola alcanza entre un 4% y el 40%, dependiendo del país y del alimento o cultivo comercial, según un estudio que realiza actualmente ONU Mujeres, el Banco Mundial y la Iniciativa sobre Pobreza y Medio Ambiente.

Trabajadoras invisibles

En la agricultura familiar en América Latina y el Caribe participan mayormente mujeres. En promedio las explotaciones en manos de pequeños agricultores y de mujeres rurales representan en la región más del 80 por ciento del total, y aportan entre el 30 y 40 por ciento del PIB agrícola latinoamericano4.

Pese a lo anterior, en nuestros países el 40 por ciento de las mujeres rurales mayores de 15 años no tienen ingresos propios, aunque trabajan a diario y mucho. Este hecho es poco reconocido en las estadísticas oficiales, donde ellas son clasificadas como inactivas a pesar de que efectivamente sí trabajan5.

La situación no es diferente en Colombia. Los estudios sobre mujeres rurales en nuestro país coinciden sobre la falta de valoración y reconocimiento al trabajo y al aporte que las mujeres realizan a la agricultura a pequeña escala y a la agricultura familiar, a sus familias y a la economía. Las características de esta actividad no se distinguen fácilmente entre el trabajo productivo y reproductivo que realizan las mujeres en el país6.

La Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, ha dicho que “es fundamental que las mujeres participen en las instituciones locales que administran los recursos naturales, a fin de garantizar una gestión sostenible de la tierra, el bosque y el agua, así como para generar resiliencia y planificación ante el cambio climático y formular estrategias de adaptación”.

 
Mujeres rurales y Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS

El papel de las mujeres rurales en la alimentación y en la reducción de la pobreza adquiere mayor trascendencia en el marco de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS. La igualdad de género, el empoderamiento y los derechos de las mujeres son transversales en la Agenda 2030. El empoderamiento y la garantía de derechos a las mujeres rurales son esenciales para la meta de erradicar la pobreza en todas sus formas y en todo el mundo, la meta de poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria, la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible, así como la meta de lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y las niñas.


 
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, 2016.  
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. El estado mundial de la agricultura y la alimentación 2011: Las mujeres en la agricultura, cerrar la brecha de género en aras del desarrollo.
ONU Mujeres, 2015.
Ministerio de Salud de Colombia - FAO. Las mujeres campesinas: su gran aporte a la agricultura familiar y la economía productiva. 2015.
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe. Notas de política sobre mujeres rurales.
Ministerio de Salud de Colombia - FAO. Las mujeres campesinas: su gran aporte a la agricultura familiar y la economía productiva. 2015.

 
 

Comparte esta publicación

Utilidades