¿Por qué liderar con pensamiento sistémico una cooperativa?

Los dirigentes necesitamos distinguir lo importante de lo irrelevante, las variables decisivas de las secundarias, y necesitamos hacerlo de modo que ayude a los demás a desarrollar una comprensión compartida.
 
Un acercamiento al pensamiento sistémico permite a los dirigentes elevar nuestras capacidades de planeación estratégica considerando todos los elementos que entran en juego en la dinámica de la Cooperativa. 
 
Solemos buscar la causa de los problemas en situaciones cercanas en el espacio y tiempo. Sin embargo, a veces el problema es consecuencia de la dinámica de uno o varios sistemas mayores, que no somos capaces de ver a simple vista. 
 
La mente sistémica es la nos permite identificar detalles sorprendentes en un amplio despliegue visual. Según el reconocido autor de la inteligencia emocional, el psicólogo norteamericano Daniel Goleman, para movernos con éxito por la vida necesitamos aprender cómo funcionan los sistemas; se trata de una fortaleza necesaria hoy en día.
 
En Coomeva los dirigentes deben cumplir cuatro funciones principales, para lo cual conviene desarrollar pensamiento sistémico:




Una tarea crucial para los líderes de organizaciones inteligentes es la integración; es decir, ver la empresa como un sistema, donde las partes no sólo estén conectadas internamente, sino conectadas con el ámbito externo y aclarar cómo el sistema puede funcionar mejor. 
 
Un buen pensador sistémico es alguien que puede ver el funcionamiento simultáneo de cuatro niveles en la organización: acontecimientos, pautas de conducta, sistemas y modelos mentales.
 
El pensamiento sistémico nos permite una aprehensión de la "realidad actual” de la cooperativa y al mismo tiempo construir una imagen del futuro hacia el cual nos movemos.
 

Volver

 

 

 

Comparte esta publicación

Utilidades