Cooperativas: ¿Empresas lineales o exponenciales?

En un mundo regido hoy por la transformación digital, la empresa cooperativa tradicional está obligada a reinventarse en todo sentido para ser sostenible, adaptarse a las nuevas realidades y perdurar. Cambiamos u otros nos cambian.

“Cualquier organización diseñada para triunfar en el siglo XX está abocada al fracaso en el siglo XXI”, ha dicho David S. Rose, reconocido mundialmente como emprendedor en serie, descrito como "Arcángel de Nueva York" por Forbes y "Patriarca de Silicon Alley" por Red Herring, y uno de los inversores anglosajones más activos del mundo.

Con esta frase Rose hace referencia a las llamadas “organizaciones lineales”. Se trata de organizaciones fuertemente jerarquizadas, conservadoras y con estructuras y procesos impenetrables por las tendencias de cambio. Este tipo de organización fue muy defendido por Fayol, de la Escuela Clásica de la Administración, ya que veía en él la estructura ideal para las empresas de su época.

Pero autores actuales coinciden en que estas empresas difícilmente pueden adaptarse y reinventarse en el mundo ágil, rápido y ultra-competitivo que nos toca vivir.

El vuelco a un mundo digitalizado y la necesidad de ser sostenibles y perdurar nos obliga a cuestionarnos sobre la manera en la que pensamos y estructuramos las organizaciones, y eso incluye a cooperativas como la nuestra, cuya realidad y entorno son también cambiantes y avanzan de forma ágil.
 
En este contexto, como señaló Francisco Reyes1, las organizaciones pueden dividirse en dos: Las que operan a la velocidad del teléfono, es decir tardan cerca de 75 años para llegar a 50 millones de usuarios, o las que piensan exponencialmente al estilo del videojuego Pokemón Go, que en tan solo seis meses revolucionó el mundo y con una estrategia exponencial logró ganancias de casi 950 millones de dólares, mediante el uso de tecnologías emergentes.
 

Las ExO, el futuro de las organizaciones

Las empresas exponenciales (ExO, por su sigla en inglés) son el futuro de los negocios. Una organización exponencial es aquella cuyo impacto es desproporcionadamente elevado (al menos 10 veces más) en comparación con el resto, gracias al uso de nuevas técnicas organizacionales apalancadas en nuevas tecnologías2.

 
Airbnb es un ejemplo de organización exponencial, no solo por el crecimiento exponencial de su valor como compañía, sino por que gestiona con menos de 1.400 empleados más de 500.000 soluciones habitacionales en 33.000 ciudades.
 
El impacto y uso de la información son las claves, pero igual o más importante es que dichas organizaciones estén enfocadas en lo que los autores llaman un Massive Transformation Purpose (MTP) o Propósito de Transformación Masiva. Se trata de una frase de pensamiento en grande, capaz de describir las necesidades que vamos a satisfacer en un número muy importante de clientes, y a la vez transformadora, que proponga una ruptura importante del estatus quo.
 

¿Qué caracteriza una organización exponencial?

Si la organización empresarial cooperativa quiere sobrevivir, debe adaptarse a las ideas y prácticas y paradigmas de las ExO. Esto implica que se caractericen por el llamado modelo de las Seis “D” que plantean Peter Diamandis y Steven Kotler:
 
1. Digitalización: Permite una automatización y una rapidez que incrementa la escalabilidad exponencialmente.
2. Decepción: Cualquier iniciativa exponencial digital entra directamente en un periodo de decepción. La información puede ser engañosa, ya que no se puede medir netamente a cuántas personas se está llegando, en especial en las primeras etapas.
3. Disrupción: El crecimiento exponencial veloz se convierte en disruptivo. El momento de la disrupción ocurre cuando el producto o servicio digitalizado supera al analógico por su eficiencia o por su costo.
4. Desmaterialización: Cuando algo es realmente disruptivo se desmaterializa, es decir, físicamente desaparece como las cámaras de fotos o el GPS que ahora se han incorporado al teléfono.
5. Desmonetización: Cuanta más tecnología se tenga, menos dinero costará conseguir cualquier cosa.
6. Democratización: Una vez que algo se desmaterializa y se desmonetiza, pasa a ser totalmente democrático, es decir, que más personas pueden acceder a ello. Las más poderosas tecnologías ya no solo pertenecen a gobiernos, etcétera.

¿Cómo crear una organización exponencial?

Salim Ismail, Michael S. Malone y Yury Van Geest proponen en su libro “Exponential Organizations” cuatro estrategias para conseguirlo:
1. Liderazgo transformador. La organización exponencial debe contar con un liderazgo férreo, capaz de crear un grupo de directivos y mandos diversificados en género y edades, educados en el modelo exponencial y en las tecnologías que lo sustentan, comprometidos con la cultura del cambio y preparados para el desarrollo continuo de nuevas competencias.
2. Alianzas estratégicas. Si la organización no puede convertirse fácilmente en exponencial, la estrategia es aliarse con otras. Es urgente encontrar nuevos modelos de negocio, especialmente disruptivos.
3. Disrupción. Se trata de la reinvención de la empresa lineal a través de la búsqueda de propuestas que representen modelos de negocio distintos a los trabajados habitualmente. Esto debe suceder dentro de la misma organización, con equipos pequeños innovadores que desarrollen nuevas propuestas de productos, los cuales puede incluir start ups o Labs, y crear alianzas con aceleradoras e incubadoras.
4. Implementar internamente una organización exponencial ligera. En ocasiones, ninguna de las estrategias anteriores puedes ser asumida por una empresa lineal. Eso no significa que no sea capaz de implementar algunos de los elementos internos y externos mínimos que toda organización exponencial debería poner en práctica: Propósito de Transformación Masiva, Comunidad, Algoritmos, Engagement, Dashboard, Experimentación y Tecnologías sociales. 

Para nuestra empresa Cooperativa, adentrada en el proceso de transformación digital, conseguir esto requiere una nueva manera de entender la organización, los servicios y productos, la gestión del equipo y del talento humano. 
Requiere también una nueva forma de entender el liderazgo y nuevas maneras de innovar y de aportar valor. Esto es sin duda el mayor desafío empresarial al que tendremos que enfrentarnos.

 
 
1. Presidente de SAP para región norte de Latinoamérica. Columna del diario Portafolio, agosto 2017.
2. Salim Ismail, Michael S. Malone y Yury Van Geest. “Exponential Organizations”, 2014.

 

Comparte esta publicación

Utilidades