El consumo de tabaco es una preocupación: Que la vida no se te vuelva humo

El consumo de tabaco es una preocupación: Que la vida no se te vuelva humo

Que la vida no se te vuelva humo
Coomeva EPS

Que la vida no se te vuelva humo

El consumo habitual de cigarrillo general dependencia a la nicotina y está asociado a enfermedades y condiciones relacionas con tumores malignos, cardiovasculares y respiratorios.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé que para el año 2030, el consumo de tabaco matará anualmente a 10 millones de personas, lo que hará del tabaco la primera causa de muerte en el mundo.

Es importante recordar que quien no tiene el hábito, pero convive con el fumador se considera fumador pasivo y también está expuesto a los mismos riesgos.


Salud Física:
 Reduce el riesgo de osteoporosis.
 Minimiza los riesgos de cáncer de pulmón y enfermedad cardiovascular.
 Aumenta la capacidad respiratoria.
 Mejora la digestión.
 Evita enfermedades incapacitantes  e incluso la muerte.
 Mejora la apariencia de la piel, uñas, dedos y dientes.

Salud Mental:
 Disminuye el estrés, la depresión y la ansiedad.
 Aumenta la autoestima.
 Promueve la inclusión social en lugares libre de humo.
 Conserva el autocontrol

Salud Familiar:
 Genera un ambiente sano.
 Evita que sus hijos padezcan infecciones respiratorias y adopten hábitos saludables.
 Ahorra dinero, aportando a sus finanzas familiares.

 

 

La Ley 1335 del 21 de julio de 2009 promueve en Colombia los lugares libres de humo, buscando prevenir daños en la salud de los menores de edad, la población no fumadora y se estipulan políticas públicas para la prevención del consumo del  tabaco y el abandono de la dependencia del tabaco del fumador y sus derivados en la población colombiana. 

Recuerde que el consejo médico es la herramienta disponible más simple y efectiva con la que se cuenta para inducir al fumador a dejar su hábito, no dude consultar a su IPS.

 


Número de visitas a esta página 38
Fecha de publicación 29/05/2012
Última modificación 07/06/2019