Infórmese a tiempo: enfermedades que se previenen con las vacunas

Infórmese a tiempo
Enfermedades que se previenen con las vacunas

En el esquema colombiano hay 14 vacunas que previenen a las personas de padecer 19 enfermedades. Lea detenidamente la siguiente información y conozca a profundidad la importancia de aplicarlas a tiempo.

Enfermedades que se previenen con las vacunas

Enfermedad Características
Neumonía, meningitis y otitis causadas por neumococo El neumococo es una bacteria que se disemina a través del contacto con personas que están infectadas o con personas que no están enfermas pero que portan la bacteria en la parte posterior de la nariz.

Las infecciones por neumococo pueden ser leves o graves. Las más comunes son infecciones de oído (otitis), sinusitis, neumonía, infección de todo el cuerpo (sepsis) e infección en las capas que envuelven el cerebro y la médula espinal (meningitis). Los síntomas comienzan con una gripe común y se agudizan de acuerdo a la zona afectada.
Influenza Es una enfermedad respiratoria transmisible causada por el virus de la influenza. Se habla de influenza estacional, ya que se presenta todos los años, principalmente en los meses de lluvia.

Este virus tiene la capacidad de cambiar de forma, lo que hace que las defensas que las personas desarrollan para combatir el virus dejen de ser útiles; es por ello que cada año se desarrollan vacunas nuevas y distintas para combatir este virus.

Los síntomas corresponden a los de un resfriado común: Sin fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular intenso, cansancio intenso, tos seca, ardor o dolor de garganta y congestión nasal. En los niños se puede presentar náusea, vómito y diarrea, más frecuentemente que en los adultos.
Parotiditis o paperas Es una infección contagiosa que causa un agrandamiento doloroso de las glándulas salivales. Aunque la enfermedad puede ocurrir a cualquier edad, en la mayoría de los casos afecta a niños y adolescentes entre 5 y 15 años de edad. La enfermedad no es frecuente en menores de 2 años.

Inicialmente aparece dolor, inflamación y endurecimiento entre el lóbulo de la oreja y la mandíbula; si no se cuida adecuadamente puede tener complicaciones en otros órganos como los testículos, senos, ovarios, membranas del cerebro, corazón y articulaciones.
Sarampión Es una enfermedad muy contagiosa que se transmite a través del contacto directo con una persona infectada, o bien por el aire, con las gotitas o diminutas secreciones expulsadas al hablar, estornudar o toser, y que tienen capacidad para transmitir determinadas infecciones.

El síntoma más característico del sarampión son las manchas de koplik, que son unas manchas blancas en el interior de la boca, en el área de las mejillas. Éstas aparecen a los cuatro o cinco días desde que se inicia la enfermedad.

También se acompaña de fiebre de hasta 40°C, secreción nasal acuosa, malestar general, sensibilidad a la luz, tos seca y ojos llorosos; posteriormente aparecen unas manchas de color rojizo detrás de las orejas que se diseminan por brazos y piernas inicialmente hasta el abdomen y la espalda.
Rubeola y síndrome de rubeola congénita Es una enfermedad contagiosa que produce síntomas leves como malestar general, fiebre, enrojecimiento de los ojos, dolor de garganta, inflamación de los ganglios del cuello, dolor en las articulaciones y erupciones de color rosáceo en la piel que se inician en la cabeza y progresan hacia los pies, haciéndose más intensas en el tronco. Sin embargo, no provocan rasquiña ni molestias y suelen desaparecer en pocos días.

La rubeola es menos contagiosa que el sarampión y muchos niños nunca llegan a contagiarse. No obstante, la rubeola es grave, sobre todo para las mujeres embarazadas. Una mujer infectada durante los primeros cuatro meses de embarazo puede abortar, dar a luz un bebe muerto o con defectos congénitos, como pérdida de la visión y audición y problemas del corazón.

Esta enfermedad se transmite entre personas a través de estornudos, tos o el contacto con superficies y objetos contaminados (pañuelos, vasos) o con las manos.
Fiebre amarilla Es una infección transmitida por el mosquito Aedes aegypti, que al picar, si se encuentra infectado, transmite el virus a los humanos. Esta enfermedad es muy letal; solo se han conocido pocos casos de personas que la han padecido y han sobrevivido.

Los síntomas son: Dolor de cabeza, dolores musculares y articulares, fiebre, sofoco, inapetencia, vómito y color amarillo en la piel por el daño del hígado; igualmente, daño en riñones, corazón, hemorragias (pérdidas de sangre), pérdida de la conciencia y coma.
Hepatitis A Es una enfermedad muy contagiosa, que produce la irritación e hinchazón (inflamación) del hígado debido a infección con el virus de la hepatitis A. Este virus se encuentra sobre todo en la materia fecal y la sangre de una persona infectada, aproximadamente de 15 a 45 días antes de que se presenten los síntomas y durante la primera semana de la enfermedad.

La transmisión ocurre cuando se comen o beben alimentos o agua que han sido contaminados por material fecal infectado; así mismo, si una persona con hepatitis A no se lava las manos apropiadamente después de ir al baño y toca otros objetos o alimentos, puede transmitir la enfermedad.

Los síntomas corresponden a orina oscura, fatiga, inapetencia, fiebre baja, náuseas, vómito, materia fecal y color de piel amarillos, dolor en la parte superior derecha del abdomen.
Infección por virus del papiloma humano (VPH) y cáncer del cuello uterino Son virus comunes que pueden causar verrugas. Existen más de 100 tipos de VPH. La mayoría son inofensivos, pero aproximadamente 30 se asocian con un mayor riesgo de tener cáncer de cuello uterino.

La vacuna actualmente se distribuye en el país otorgando protección contra los tipos 6 y 11, que tienen mayor relación con presencia de verrugas, las cuales son dolorosas y muy contagiosas. Al mismo tiempo, contra los tipos 16 y 18 los cuales producen lesiones cancerosas.
Varicela La varicela es una enfermedad viral, eruptiva y endémica que predomina en periodos de invierno. Es producida por el virus Varicela Zoster.  En la mayoría de los casos, ocurre en los primeros años de vida y se calcula que sólo el 10 por ciento de la población de más de 30 años es susceptible de padecerla.  Raramente es mortal. Sin embargo, es altamente contagiosa. Las posibilidades de que una persona enferma contagie a sus familiares o personas con quienes convive son del 70 al 90 por ciento.

 
 ¡Aplicar las vacunas a tiempo es un deber de todos!

Atrás


Volver


Número de visitas a esta página 124
Fecha de publicación 10/03/2014
Última modificación 07/06/2019