Alimentación

Alimentación

Programa Maternidad Segura y Saludable - Alimentación durante la gestación

La buena alimentación es muy importante durante la gestación para mantener un excelente estado de salud y para el adecuado desarrollo del bebé. Durante este período todo lo que ingieras o dejes de ingerir beneficia o afecta al bebé; debes conversar con tu médico y/o con tu nutricionista sobre este tema, pues tus requerimientos nutricionales van a depender de si eres una adolescente, si inicias tu gestación en sobrepeso o si estás muy delgada.

En esta fase NO se deben realizar dietas estrictas, tus necesidades son definidas según como inicies tu proceso de gestación. A continuación te vamos a dar algunas recomendaciones generales que con el personal de salud completarás de manera individual, de acuerdo con lo que requieras.
Recuerda que en el curso Maternidad Segura y Saludable podrás ampliar tu conocimiento al respecto y presentar también tus inquietudes.

 

Tipos de alimentos, porciones al día y funciones

Tipo de alimentos Porciones al día Funciones
Lácteos: (Calcio, vitamina D, proteínas, vitaminas A, B1, B2, B6, carbohidratos, grasas y minerales: Fósforo, sodio y potasio). De 2 a 3 Los requerimientos de calcio aumentan durante la gestación. Este elemento previene la hipertensión gestacional y alteraciones en los huesos ahora y en el futuro.
Cuando tomes la leche, no la debes mezclar con espinaca o salvado, porque disminuye la absorción del calcio. El consumo de vitamina D mejora la absorción del calcio; esta se encuentra en el hígado, las sardinas, el salmón, el huevo y la mantequilla.
Recuerda que la exposición moderada de tu cuerpo a la luz solar es una fuente de esta vitamina.
Carnes, vísceras, pollo, pescado, huevo, leguminosas secas: (Proteína, vitaminas A, B2, B5, B12, D, hierro, zinc, ácido fólico y fósforo). 2 Puede ser pollo, pescado, carne roja, huevos, o leguminosas secas. Son fuente de proteína y de un alto contenido de vitaminas A, B2, B5, B12 y D, hierro y zinc.
Durante la gestación aumentan las necesidades de proteínas y debes incrementar  su consumo, especialmente después del primer trimestre. Los pescados como el salmón y las sardinas son ricos en ácidos grasos omega 3.
Cereales, raíces, tubérculos, plátano, arroz, pan, arepa y avena: (Carbohidratos, ácido fólico, vitaminas del complejo B, fibra, potasio, fósforo, magnesio y zinc). De 6 a 8 Contribuyen a cubrir tus necesidades energéticas y de nutrientes como carbohidratos, ácido fólico y hierro.
Frutas, verduras y leguminosas verdes: (Antioxidantes, fibra, vitaminas  A y C, potasio y ácido fólico). De 2 a 4 Estos alimentos son ricos en antioxidantes, fibra, vitaminas y minerales; poseen propiedades anticancerígenas, protegen el sistema inmunológico, ayudan a eliminar las sustancias tóxicas del organismo y previenen el estreñimiento.
Grasas y aceites: (Aceites de soya, maní, maíz y girasol, ricos en omega 6). Consumir con moderación Evita el consumo de margarinas, mantequillas y mantecas. Ten cuidado con el consumo de alimentos fritos, prefiere las preparaciones al horno, cocidas, asadas o al vapor. Ten en cuenta no reutilizar el aceite empleado para fritar, porque su estructura química está alterada y es altamente tóxico.
Azúcares Consumir con moderación El azúcar y los dulces no son indispensables, prefiere consumir frutas, pues en los alimentos se encuentran de forma natural.
Agua De 6 a 8 El agua es un regulador muy importante, se recomienda el consumo de varios vasos al día; evita el consumo de gaseosas y bebidas edulcorantes.


 

Inicio Derechos y deberes Señales de alerta Ejercicios Amamantar

 


Número de visitas a esta página 95
Fecha de publicación 01/08/2015
Última modificación 07/06/2019