Sífilis gestacional y congénita: Conoce cómo prevenirla y curarla

Sífilis gestacional y congénita: Conoce cómo prevenirla y curarla

Sífilis gestacional y congénita

¿Qué es la sífilis gestacional y congénita?

 

 

 

La sífilis es una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS). Se transmite de la madre al feto y puede conducir al aborto, muerte fetal, parto pretérmino o sífilis congénita (el bebé nace con sífilis), puede ir acompañada de diferentes grados de discapacidad e inclusive la muerte.

 

¿Cuáles son los síntomas?

 

 

 

Después de infectarse por primera vez, aparece una llaga que no produce dolor en cualquier lugar del cuerpo donde hubo contacto sexual, esta lesión se llama chancro; dura de 3 a 6 semanas y desaparece por sí solo.

Durante la segunda fase de la sífilis, aparece un sarpullido que no produce picazón, puede ocurrir en las palmas de las manos y las plantas de los pies, incluso por todo el cuerpo. Otros síntomas pueden ser fiebre, dolor de garganta, dolores musculares, dolores de cabeza, pérdida de cabello y cansancio. Puede ser que estos síntomas desaparezcan por sí solos. Si no recibe tratamiento, la enfermedad avanzará a la siguiente fase.

En la fase latente de la enfermedad no hay síntomas, la sífilis puede permanecer oculta por muchos años en la fase latente.

La fase más grave es la fase terciaria, esta puede aparecer después de haber pasado un tiempo de tener sífilis y no haber recibido tratamiento, incluso años, aunque nunca haya notado síntomas. Los síntomas de la fase terciaria de la sífilis pueden incluir dificultad de movimiento de brazos y piernas, parálisis, entumecimiento y ceguera.

 

¿Cómo se contagia?

 

 

 

Mediante las relaciones sexuales anales, vaginales u orales sin protección.

Habla con tu médico de manera honesta y abierta. La prueba de sífilis se realiza durante el embarazo en cada trimestre, y en caso de llegar a ser positiva se debe confirmar el diagnóstico y recibir tratamiento con antibiótico al igual que tu pareja. Si no realizas el tratamiento completo, la sífilis puede ocasionar complicaciones graves para ti y tu bebé, asegúrate que tu pareja también complete el tratamiento, sino corres el riesgo de volver a tener la enfermedad).

 

¿Tiene cura?

 

 

 

Sí. Los médicos pueden tratar a las mujeres embarazadas que tienen sífilis con antibióticos. Si los resultados dan positivo para la prueba de detección de la sífilis, asegúrate de recibir el tratamiento y que tu pareja también lo haga.

No te automediques, sigue las indicaciones médicas tal y como el medico lo indique. Al terminar el tratamiento, el médico te indicará prueba de seguimiento para saber si la enfermedad ha desaparecido.

Si tu bebé tiene sífilis congénita (nace con sífilis) debe recibir tratamiento y seguimiento periódico. Asegúrate de cumplir con las indicaciones médicas y al salir de la hospitalización consulta a tu IPS médica e inscríbelo al control de crecimiento y desarrollo.

 

Previene esta enfermedad:

 

 

 

Toda persona sexualmente activa, puede tener en cuenta los siguientes consejos para disminuir las probabilidades de contraer la sífilis:

Tener una relación mutua, sexualmente estable y que se haya hecho pruebas para sífilis, con resultados negativos para las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS).
Usar condón cada vez que tengas relaciones sexuales. El condón previene la transmisión de la sífilis al evitar el contacto con las llagas, pero a veces, las llagas pueden estar en áreas que el condón no cubre, permitiendo la transmisión de la enfermedad.
Informar a tu pareja que tienes sífilis para que pueda recibir tratamiento.
Una vez que hayas finalizado el tratamiento y vuelvas a tener relaciones sexuales, usa condón.
 
 

¿La sífilis se puede contraer de nuevo?

 

 

 

Sí, el haber tenido sífilis una vez no protege de contraerla de nuevo. Las llagas de la sífilis se pueden ocultar en la vagina, el ano, debajo de la piel que recubre el pene o la boca, es posible que no se vean, a menos que sepas que tus parejas sexuales han sido evaluadas y tratadas, de lo contario, puedes estar en riesgo de contraer sífilis nuevamente a través de una pareja que no haya recibido tratamiento. Recuerda que si tienes una nueva infección, en otra gestación puedes trasmitirlo a tu bebé.

Recuerda:

Tú y tu pareja deben ir al médico si notan algún síntoma como una llaga roja e indolora, y así recibir tratamiento. Si tienen sífilis, se deben hacer pruebas de detección de otras Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS). Si eres diagnosticada con sífilis o una ETS, asegúrate de informarlo a tus parejas sexuales recientes, para que también se hagan pruebas y tratamiento. Habla con tu pareja sobre la sífilis y otras ETS con franqueza y sinceridad.

 


Número de visitas a esta página 81
Fecha de publicación 31/08/2018
Última modificación 07/06/2019