Láser terapia en odontología

Autor: Dr. Sergio Hiskin
sergiohiskin@ciudad.com.ar


La palabra láser es una sigla que significa: amplificación de la luz, por emisión estimulada de radiación: Light, Amplification, Stimulated, Emission, Radiación, y se usa para designar a un emisor de la luz, que reúna ciertas características especiales como direccionalidad, intensidad, coherencia y monocromaticidad. Este emisor dependiendo del medio activo,
en el cual está constituido, puede emitir diferentes radiaciones luz visible, infrarroja, ultravioleta.

La diferencia es la forma en que se genera la emisión y las propiedades de la luz resultante. Para obtener emisión láser se necesita un medio activo que es la sustancia que da el nombre al láser y determina la clase de luz infrarroja o ultravioleta. Por una corriente eléctrica, las moléculas del medio activo son excitadas y provocan energía, pero tratan de volver a su estado anterior sin excitación, así esta diferencia de energía entre estos niveles es propiedad de la sustancia y es diferente si son diferentes sustancias.

Luego de haber logrado una excitación por energía eléctrica, se puede optar por dos caminos diferentes. Emitir energía absorbida en proceso estimulado. El láser además de luz amplificada debe alcanzar la condición de oscilación de la onda que se va amplificando, ésto se debe a un sistema de dos espejos paralelos enfrentados entre sí, que reflejan una y otra vez el haz generado dándole direccionalidad, es decir la emisión láser es un haz de luz de muy alta intensidad, monocromática, direccional; se propaga en una sola dirección, no en distintas direcciones, como la luz convencional y coherente, todas las ondas tienen la misma fase.

Como todo haz de luz transportan energía, el láser provee cantidades extraordinariamente grandes de energía en un muy pequeño haz. Por esto, su utilización en medicina y otras diferentes disciplinas.

Efectos de radiación láser
- Directos: bioquímicos, bioelectrónicos, bioenergéticos.
- Indirectos: microcirculación y estimulación del trofismo del trofismo celular.
- Efectos generales: antálgico, antiinflamatorio, antiedematoso. Anticelulítico. Bioestimulante del trofismo celular.

Aplicaciones en odontología
Existen tres tipos de láser en odontología:
- Infrarrojo: Sin luz visible, específico para tejidos blandos.
- Helio Neón: Con luz visible, específicos para tejidos blandos.
- Dióxido de carbono: Para tejidos blandos, cirugías y tejidos duros, como esmalte dentario, para tratamiento de caries.

Indicadores para uso de láser helio neón en odontología

Neuralgia del trigémino
: Tiene zonas desencadenantes, se realizan aplicaciones en áreas gatillo y luego se continúa con el trayecto del nervio afectado, con aplicaciones puntiformes de dos a cuatro minutos, normalmente el dolor sede posterior a la cuarta aplicación.

Tratamiento disfunciones articulación temporo mandibular: La terapia láser en trastornos musculares sólo produce desaparición del dolor durante las primeras seis horas siguientes a la aplicación, pero el efecto sobre articulación témporo mandibular era nulo. Sin embargo en casos de disfunciones de origen articular el efecto terapéutico es sorprendente, sobre todo en artrosis, artritis, capsulitis, desplazamientos meniscales y postcirugía. Dado su poder bioestimulante y trófico estimula las células sanas que existen alrededor de las lesiones degenerativas articulares.

Hipersensibilidad dentaria: Provocada por permanecer dentina al descubierto sin abrigo y protección del esmalte, al ser la dentina un órgano pulpo dentinario, posee prolongaciones del nervio dentario alojado en su interior por lo tanto transmite sensaciones de dolor. Al tallar una corona sin tratamiento endodóntico previo, abrasiones del cuello dentario por un cepillado traumático y violento, desgastes de caras oclusales en pacientes bruxómanos aprietan habitualmente la mandíbula, frotándola con los dientes superiores, evidenciando grandes desgastes.

Pacientes con trastornos periodontales con verdadera bolsa periodontal notando una retracción de tejidos blandos que cubren la zona del cuello dentario, muy sensible a veces por exponer el límite entre esmalte y cemento que trasluce quizás la dentina subyacente.

Reabsorción ósea: Efecto bioestimulante, favoreciendo la remineralización ósea.

Periodontitis apical
: Dolor que ocurre posterior a los tratamientos de conductos quizá por los lavajes efectuados y la irritación ocurrida al extirpar el filete nervioso provoca una inflación de la zona radicular.

- Aftas bucales: Traumáticas por haber ingerido alimentos calientes.
- Premenstruación: virósicas, catameneales.
- Inmunoagresión: provocadas por estrés. Hongos en la lengua, úlceras traumáticas, inflamaciones gingivales.

Cabe destacar que la terapia con láser en odontología es un arma más para la comodidad del paciente, no sustituye a la terapia convencional y debe ser bien manejada con respecto a tiempos de aplicación y número de sesiones adecuadas a cada patología específica. Experiencia por parte del operador en su uso y cuidados de tejidos blandos, además de protección de ojos tanto del paciente como del profesional.

Comparte esta publicación

Utilidades


Líneas de atención al cliente
En Cali:  3211210 Resto del País: 01 8000 113 040